Autor Tema: YO, ÁSPEN  (Leído 1510 veces)

Antonio Pereiro Diaz

  • Mensajes: 366
  • Junta Directiva
YO, ÁSPEN
« en: Abril 03, 2016, 10:09:07 pm »
ASPEN
Populus tremula
Álamo y chopo temblón
[/b]


Mis orígenes

   Comenzaré hablando sobre el significado de mi nombre científico, populus que en latín significa <<árbol del pueblo>> y tremula, que significa <<tiembla>> o <<temblor>>.

   Mís orígenes están repartidos por varios continentes como son:   Europa, norte de África y Asia Menor.

   Mi desarrollo es muy rápido y puedo llegar a alcanzar en poco tiempo una altura de unos treinta  metros y resisto con gran adversidad los fuertes vientos.   

   Me gustan los suelos arcillosos o silíceos, siempre que tengan la humedad suficiente.

   Mi corteza es relativamente suave, entre blanca y verdosa de aspecto liso que poco a poco se va oscureciendo y agrietando con gruesas cicatrices horizontales de color negro, las hojas tienen una forma redondeada a ovada con un diámetro de ocho centímetros con pequeños dientes romos irregulares en los márgenes, de color bronce las más jóvenes y con un haz verde gris y el envés más pálido a medida que va madurando.

   En lo relativo a mis inflorescencias están formadas por amentos masculinos y femeninos en árboles distintos de entre cuatro y seis  centímetros de largo, que brotan a principios de la estación primaveral antes que las hojas.
   El fruto es una sámara de 10 centímetros de largo ( tipo de fruto en el que se desarrolla un ala aplanada de tejido fibroso y papiráceo a partir de la pared del ovario), que suele contener en su interior alrededor de diez diminutas semillas incrustadas en una pelusilla algodonosa, que es quien se encarga de dispersar las semillas a través del viento cuando estas están maduras lo que ocurre a principios del verano.

Los usos

-   En fitoterapia

   Para su uso medicinal se han de recoger sus yemas y, en ocasiones, la corteza de las ramas jóvenes o las hojas. Su infusión tiene un olor penetrante y un sabor amargo.
   Se utiliza como desinfectante, profiláctico de la gota y para la hiperplasia de próstata, así como diurético suave para el tratamiento de infecciones del tracto urinario y como hierba tónica para combatir las fiebres intermitentes.
   Para uso externo, se emplea la decocción de las hojas, aplicadas en forma de cataplasmas o baños, para tratar las hemorroides y para aliviar las heridas producidas por quemaduras.
   En la medicina tradicional china, la corteza de álamo se usaba para paliar los dolores de la artritis; al igual que en homeopatía, que también se recomienda para esta dolencia y para los enfriamientos de la vesícula, así como para las enfermedades de próstata. Todo ello bajo la supervisión de un especialista.

-   En la industria
   Mi madera no ha sido muy utilizada para la fabricación, no obstante los colonos que llegaron al oeste de América del Norte usaron mi madera para construir sus  cabañas y refugios, aunque no eran las especies preferidas para dichas construcciones, pero se ha usado  principalmente para la fabricación de un pasta con la que posteriormente se fabrican libros y papel de impresión fina.
   Al tener mi madera un peso muy ligero es especialmente buena para todo tipo de envases, contrachapados, y paneles de pared, cerillas y palillos de dientes. Hasta 1930, se empleó en la fabricación de aeroplanos (partes del fuselaje, alas, etc.).

Curiosidades 

   Por mi porte elegante y airoso, he sido utilizado para embellecer  los grandes paseos, conocidos popularmente como alamedas.

   En tiempos de escasez de alimentos, mi corteza interna, triturada y mezclada con harina y era uno de los ingredientes para hacer pan.

   Aunque no es necesario verme para notar mi presencia ya que mis hojas temblorosas tienen un sonido único que me identifica rápidamente, soy considerado un árbol mágico en muchos lugares, ya que los magos y chamanes decían  reconocer  las voces de los espíritus en los susurros de mis hojas.
   Asimismo, los indios norteamericanos de la tribu Hidatsa siempre han creído que los espíritus más poderosos viven en mi interior; dicen que cuando las crecidas del río Missouri me arrancan, ellos gritan desesperadamente.

   Mis hojas son hermosas, ligeras y finas. Por ese motivo, no es de extrañar que los griegos me asociaran con el sol, ya que cuando sus luminosos rayos tocan mis delicadas hojas, estas parecen convertirse en vibrantes perlas de luz.

   Para los helenos yo, era el árbol del mundo subterráneo, símbolo de las plañideras. Cuenta una leyenda que las Helíadas, hijas del Sol, se estremecieron de pena y lloraron incesantemente por la muerte de su hermano Faetón porque, inducidas por él y sin el permiso de sus padres, estas le habían enganchado al carro del Sol. Una travesura fatal: este fue incapaz de dominar a los fogosos corceles y su vuelo de altura fracasó. Tras la muerte de su imprudente hermano, ellas se convirtieron en álamos temblones y las lágrimas de sus ojos, en ámbar.

   Mis hojas tiemblan a la brisa ligera haciendo un suave susurro que nuestros antepasados creían que el viento era enviado por los dioses y por ese motivo era considerado sagrado. En Francia había una creencia y es que mis hojas temblaban de miedo y que la cruz de Jesús fue hecha de mi madera.

      Al mismo tiempo se dice que tengo poderes protectores. ASPIS, es mi nombre en griego que significa <<escudo  y peso ligero>> es por ello que los celtas hacían sus escudos y además creían que tenían cualidades mágicas, protectoras adicionales para proteger al portador contra el daño psíquico como físico.

 Según el horóscopo celta: del 4 al 8 de febrero, 1 al 14 de mayo y del 5 al 13 de agosto, Aspen representa <<la incertidumbre>>. Se trata de personas que tienen un alto sentido de la estética, que no son seguras de sí mismas, valientes sólo si es necesario, necesitan rodearse de un ambiente agradable, son muy selectivas, a veces solitarias, muy entusiastas, de naturaleza artística, buenas organizadoras que intentan aprender a través de la filosofía, confiables en cualquier situación, asumes las relaciones muy seriamente.

Mi relación con el Dr. Edward Bach

Fue en el año 1935 cuando el Dr. Bach descubrió unas propiedades en mis flores que servirían para ayudar a eliminar los miedos de origen desconocido, un tipo de  miedos que aparecen sin ninguna razón ni explicación, muy útil para esas personas que se sienten aterrorizadas por algo terrible que les puede suceder en cualquier momento. Unos miedos o presentimientos vagos e inexplicables que quienes los sufren suelen pasarlo francamente  muy mal, ese temor que te pone los pelos de punta por algo que no se puede ver ni oír, pero que se puede sentir.

Para esas personas que tienen pánico a la oscuridad y que necesitan  tener siempre una luz encendida, como es el caso de los niños que suelen tener pesadillas creyendo que debajo de su cama se esconden seres fantásticos imaginarios, etc.

En resumen, una esencia muy útil para las personas muy sensibles a presentimientos, imaginaciones, alucinaciones y ciertos tipos de manías que no les dejan vivir en paz. Esos seres humanos que como nos dice G?ɬ?tz Blome << sienten crecer la hierba>> o <<la madre de todos los miedos>> como lo define Ricardo Orozco.

Hasta aquí mi resumen sobre este árbol tan lleno de encanto y misterio, ahora estaría bien que si alguien quiere aportar alguna opinión, experiencia o algún caso en particular, tiene su oportunidad de exponerla para conocimiento de los/as  que formamos parte de este foro.

Un abrazo.
[/font][/i]