Autor Tema: La mirada del amor: El análisis del drama según la terapia floral y la DBO  (Leído 1510 veces)

Enric Homedes

  • Mensajes: 100
La mirada del amor: El análisis del drama según la terapia floral y la biodescodificación

Hoy no vamos únicamente  a debatir y a abordar las esencias florales que necesita Nikki (Annette Bening), la protagonista principal de la película La mirada del amor. Esta vez os proponemos que profundicemos sobre el  drama de Nikky, la pérdida del amor de su vida, según la Bioescodificación.

Cinco años después de morir su marido, Nikki se vuelve a enamorar ?¢‚Ǩ?ìa primera vista?¢‚Ǩ¬ù de Tom, un atractivo profesor de arte dotado de un gran corazón, una amplia sonrisa y rebosante de amabilidad y de una gran vitalidad.

Durante las primeras escenas tendréis la sensación de estar sumergidos dentro de una historia misteriosa, donde suceden situaciones sin demasiada explicación racional, como seguramente os pasó en películas como  El sexto sentido o Los otros, pero no os precipitéis a sacar conclusiones sobre la naturaleza de esta historia de pérdida y encuentro y seguir disfrutando de la película porque poco a poco se esclarecerá el misterio. Y lo que empezó siendo un enigma se irá transformando en un guión  de encuentros y desencuentros hasta convertirse en una historia con ciertos tintes de sufrimiento e inquietud, digna de ser contemplada y abordada desde una metodología de trabajo terapéutico llamada biodescodificación.

Citar
Lo que hoy realmente queremos compartir con vosotros a través de este artículo son los conceptos que la Escuela de Biodescodificación Original de Barcelona  define como un Bio Shock y un Resentir.

Un Bio Shock es un hecho dramático que sucede de forma inesperada en nuestra vida, no compartido con nadie y para el cual no se encuentra o no existe una solución.

Esto es lo que viven muchas personas delante de una pérdida importante, como es el caso de Nikki. La persona frente a ese acontecimiento va a pensar y a sentir algo concreto y va a vivir una emoción/es , una especie de carga o tensión ?¢‚Ǩ?ì de alto voltaje?¢‚Ǩ¬ù que la persona va a intentar eliminar, expresándola con palabras o con acciones pero si no puede, porque está sola o porque es introvertida (como en las tipologías  Mimulus o Centaury ) o porque no se permite drenar  hacia fuera la tensión acumulada (como en la tipología Agrimony), va a producirse un impacto cerebral y una gran tensión corporal, consecuencia de la  emoción  bloqueada (Resentir) asociada al Bio Shock, que va ser liberada, tarde o temprano, a través de un síntoma físico, emocional o psíquico. Si la emoción no se libera con rapidez, posteriormente una zona del cuerpo va a quedar afectada. La parte del cuerpo escogida  dependerá de la forma cómo la persona vivió el Bio Shock y nos orientará sobre el tipo de conflicto que vivió y cuál fue la necesidad interior que no quedó satisfecha en ese instante.

Esta es la situación que va a vivir  Nikky en los inicios de la película mientras está esperando en la orilla de la playa a que su marido salga del agua. Unos instantes después descubrirá su cuerpo sin vida a unos metros de donde se encuentra ella.
Es en ese instante, en ese momento preciso en el que Nikky cambia su punto de mira y toda su atención se traslada del mar y su horizonte hasta la orilla de la playa, cuando Nikky recibe el impacto traumático Star of Bethlehem, al darse cuenta de que hay un cuerpo inerte a pocos metros de ella. Un microsegundo que va a condicionar y cambiar su vida, que va a generar una emoción (o emociones) vivida en las vísceras y que va a desencadenar una acción, salir corriendo hacia el cuerpo estático  tendido sobre la arena en un vano intento de buscar una solución que cambie la historia. Pero su marido está muerto.
   
En la vida real, a menudo vivimos situaciones más o menos traumáticas que normalmente gestionamos sin darnos cuenta. Algunas tienen una respuesta biológica inmediata, por ejemplo frente a la exposición al sol, nos ponemos morenos. Otras requieren un poco más de tiempo para ser resueltas. Si por ejemplo cambiamos de altitud, frente a la disminución de oxígeno de la zona, nuestra biología poco a poco irá fabricando más glóbulos rojos. En el caso de estar viviendo una situación que afecta a nuestra área emocional o a nuestro territorio, sea éste real o simbólico, o a nuestra supervivencia, o a cualquier otra esfera de nuestra vida personal, familiar, laboral,... , si expresamos cómo nos sentimos y nos permitimos liberar las emociones asociadas en el mismo instante que las vivimos, o más tarde con un amigo/a o con un terapeuta, la situación quedará ?¢‚Ǩ?ìarchivada?¢‚Ǩ¬ù y nuestra biología no presentará, ni a la corta ni a la larga, mayor respuesta física que la experimentada en el instante que se produjo la situación conflictiva. El problema surge, y es lo que le ocurre a Nikky, cuando la persona sigue anclada en la situación, sin resolverla ni comunicarla o expresarla a nadie. Seguramente va a estar en estado White Chestnut casi permanente, sin poder adaptarse a lo que vivió y por tanto a lo que sigue viviendo, Walnut, Rock Water y Chestnut Bud van a serle de gran ayuda. Perpetuando la resistencia a cicatrizar ?¢‚Ǩ?ìla herida?¢‚Ǩ¬ù Star of Bethlehem, y un variado ?¢‚Ǩ?ìsuma y sigue?¢‚Ǩ¬ù de estados florales. Este abanico de desequilibrios emocionales va a crearle un gran estrés, que ni el propio Elm y Cherry Plum van a poder gestionar, y ese gran estrés sostenido en el tiempo va a ser interpretado por su cerebro arcaico como un ?¢‚Ǩ?ìestoy en peligro de...?¢‚Ǩ¬ù. El Inconsciente Biológico de la persona va a buscar una solución biológica de adaptación (enfermedad) para liberar lo que en su momento se bloqueó y continua estando bloqueado.
El síntoma es, por tanto, la solución a un instante que ya pasó.


Han pasado los años pero Nikki sigue anclada en el duelo de esa separación tan dramática y el guionista, quizás sin ser consciente del potencial terapéutico de lo que va a provocar en la vida de la protagonista, decide hacer aparecer en escena y en la vida de Nikki un nuevo personaje masculino.
Mientras Nikki se encuentra en el jardín de un museo de arte, ve cómo aparece y desaparece una figura que le es muy familiar y que es la viva imagen de su marido difunto.
Realidad o fruto de su imaginación, a través de estas ?¢‚Ǩ?ìapariciones?¢‚Ǩ¬ù Nikki va a intentar cambiar la historia de lo que realmente pasó unos años atrás. Y poco a poco, va a dejar entrar a ese hombre en su vida sentimental. Su inconsciente busca una solución al conflicto de separación dramática que aún no ha resuelto y desde su parte más consciente, aprovechando la gran semejanza física entre su marido y el aparecido, irá tejiendo una red de encuentros y desencuentros con él, con la vana esperanza de que su marido, el que realmente lo fue, retorne para una especie de ?¢‚Ǩ?ìrenacer?¢‚Ǩ¬ù. Nos preguntamos si el guionista fue consciente de todo este entramado psicológico mientras escribía el desarrollo de esta historia de muerte y separación, asesorado por algún profesional de la psicología humana, o bien surgió del ?¢‚Ǩ?ìinconsciente colectivo?¢‚Ǩ¬ù, sin más. No sabemos la respuesta y seguramente no la sabremos jamás. Pero lo cierto es que Nikki va a dejar entrar en su vida afectiva a esta ?¢‚Ǩ?ìaparición?¢‚Ǩ¬ù porque en ciertas partes de sí misma no hay aún la aceptación de que su marido está muerto. Y no son los sentimientos de soledad y de vacío que muchas mujeres sienten y viven cuando son abandonadas o excluidas o bien el destino les ?¢‚Ǩ?ìarranca?¢‚Ǩ¬ù, de forma brutal o no, a su pareja, los sentimientos que llevan a Nikki a considerar la posibilidad de entablar una relación sentimental con un hombre. No es Heather la flor que Nikki precisa. Hace tiempo que un buen amigo y vecino la corteja y ella es capaz de no confundir el afecto dado y recibido con el amor de pareja.     
Lo que lleva a Nikki a contemplar de nuevo la inclusión de un hombre en su vida es continuar una relación que que no acepta que está muerta. Es la resistencia Star of Bethlehem, la que no la deja avanzar. Y acepta seguir transitando por esa ?¢‚Ǩ?ìpasado-presente?¢‚Ǩ¬ù relación afectiva que el guionista simboliza con la decisión de buscar un único actor que represente ambos personajes, el marido difunto y el aparecido.
Y Nikky empieza de nuevo a vivir en la plenitud afectiva, retroalimentando su autoengaño. Poco importa en esa historia las maravillosas cualidades del aparecido, el despliegue de amor y ternura hacia ella, el compromiso, ...Nikky sigue anclada en ese instante, donde su mirada y toda su atención recaen sobre un cuerpo inerte sobre la arena mojada de una playa Mejicana. Y está en ese instante del pasado porque Nikki no ha podido vaciar su resentir, liberar las emociones que vivió en su cuerpo tras reconocer a su marido en ese cuerpo inerte que el mar le devolvió.
Éste es el verdadero y oculto motivo por el que Nikky decide proponerle al aparecido un viaje a las playas de Acapulco, que él gustosamente acepta, y programa una situación idéntica a la que vivió con su marido muerto, el mismo hotel, el mismo restaurante, el mismo vino, la misma playa,... donde poder volcar y drenar la emoción oculta o resentir primario; la rabia (Holly, Willow, Beech) contra el marido muerto que no quiso atender esa noche las indicaciones del personal del hotel advirtiendo la peligrosidad de bañarse en la playa, rabia que durante cinco años se ha mantenido escondida detrás de la tristeza (RESENTIR SECUNDARIO).

Trailer de la película: https://www.youtube.com/watch?v=uGEZdydmhvQ

Enric Homedes  y Carme Roig
« Última modificación: Mayo 13, 2014, 11:52:47 am por Enric Homedes »